¿Qué pasa si un productor no gestiona bien sus residuos?

06.06.2016 / 12:50

Además del grave perjuicio medioambiental que puede ocasionar la inadecuada gestión de los residuos, el incumplimiento de lo dispuesto por la  Ley 22/2011 sobre Residuos y Suelos Contaminados por parte de los productores implica la penalización mediante multas u otras sanciones como son la inhabilitación profesional temporal o la clausura de sus instalaciones.


Estas sanciones se complementan además con sanciones económicas que pueden llegar a alcanzar los 1.750.000 euros, como muestra la tabla.

 

 

 

Gravedad

 

Tipología de infracciones 

Sanción

 Leve  Abandono, vertido o eliminación incontrolada de residuos sin daños graves  Multa de hasta 901 euros (9.000 
euros cuando existan residuos 
peligrosos).
 Grave  Entrada o la salida de residuos hacia terceros

Falta de marcado o marcado incorrecto 
de los productos
 Multa entre 901 y 45.000 euros 
(entre 9.001 y 300.000 euros cuando 
existan residuos peligrosos). 

Inhabilitación para el ejercicio de
cualquiera de las actividades 
previstas en la Ley y/o revocación de 
la autorización por un período entre 
1 y 10 años.
 Muy grave  Venta o cesión de residuos peligrosos a 
personas físicas o jurídicas distintas de los 
gestores autorizados contemplados por la Ley 22/2011
de Residuos  y Suelos Contaminados.

Abandono, vertido o eliminación       
incontrolada de residuos peligrosos
o que hayan producido un daño 
o deterioro medioambiental grave.

Ocultación maliciosa de datos.

 Multa entre 45.001 y 1.750.000 euros

(a partir de 300.001 euros cuando existan residuos peligrosos).


Inhabilitación para el ejercicio de cualquiera de las actividades previstas en la 

Ley  y/o revocación de la autorización por un  período entre 1 y 10 años

Clausura temporal o definitiva, total o parcial de las instalaciones o aparatos, hasta 5 años